12 abr. 2012

Que no te den gato por liebre

Una noticia publicada hoy en el periódico Las Provincias sobre la venta de cítricos en malas condiciones nos ha hecho reflexionar sobre la mala situación que atraviesa el sector de la agricultura, sobre todo los cítricos. Y también sobre la compra de naranjas y mandarinas a través de la red.
Según el periódico, la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) y la de consumidores y usuarios, Avacu, han interpuesto una denuncia por el aumento  de establecimentos que venden naranjas y mandarinas en malas condiciones en la ciudad de Valencia.
Las dos asociaciones han observado que se ponen a la venta piezas en mal estado y sin zumo por las plagas y por las heladas de este invierno. También han observado errores en la información en cuanto a la variedad, calibre, etiquetado, etc.
¿Y quienes son los afectados? Por una parte estan los consumidores que pagan por un producto en mal estado y de baja calidad. Y por otra, los agricultores, que pierden prestigio respecto a los primeros. Coincidimos plenamente con la publicación en esta cuestión.
Es muy triste que en la Comunidad Valenciana sucedan estas cosas. Desde el mes de octubre hasta el mes de junio tenemos cantidad de naranjas de primerísima calidad que pueden llegar a la mesa del consumidor en 24 horas, directamente del campo. Son naranjas y mandarinas maduradas en el árbol, dulces, con todo su jugo y su color. 
Las nuevas tecnologías favorecen este tipo de compra. Con un sólo 'clic' y sin moverse de casa se pueden adquirir estos productos. Entoces, ¿por qué no se hace? Podría ser por el precio. Pues vamos a echar cuentas. Una caja de naranjas de zumo de 15 kg. cuesta 22 euros. El quilo sale a 1,46€. En las fruterías se paga esta cantidad por otras frutas que no están recién recolectadas y que han madurado en cámaras frigoríficas. Si llegamos a este punto, puede que el precio ya no sean tan caro. 
Nuestra experiencia nos demuestra que los consumidores de otras comunidades autónomas son más conscientes de la relación calidad-precio de las naranjas y mandarinas que se venden en la red, que los de la propia comunidad.
Puede que sea un buen momento para reflexionar y mirar las ventajas que ofrece este tipo de compra: productos naturales, frescos, sabrosos, no tienes que ir a buscarlos, te llegan a casa...¿Qué más se necesita para comer naranjas y mandarinas de verdad?
Fuente: Las Provincias.
Denuncian la venta de cítricos en malas condiciones









No hay comentarios:

Publicar un comentario